Maquinaria

29 agronotas

Labor de desfonde

#AGN:Teoría

Es una labor profunda encuadrada dentro de las labores preparatorias consistente en el volteo de los horizontes del suelo a la vez que se da una fragmentación de los mismos.

Esta labor persigue idénticos objetivos que otras labores profundas como el subsolado, ruptura de capas endurecidas, mejora de la penetración de raíces, ayuda a la infiltración y evacuación del agua entre otras, aunque la evacuación del agua es considerablemente menor en este caso, y los bloques de tierra volteados deberán quedar enderezados de manera que el agua pueda circular por los espacios que queden libres.

Como es lógico, debido a la profundidad de la labor, y al gran movimiento de tierras que ésta genera, nos encontraremos ante un alto consumo de energía en la realización de la misma, acompañado de un bajo rendimiento en tiempo por hectárea. Aquí encontraremos uno de los grandes inconvenientes ya que exige el empleo de tractores de gran potencia durante un tiempo considerable, lo que acarreará un alto coste.

El laboreo se realizará con vertederas de gran tamaño denominadas arados de desfonde, se deberá contar con un suelo en estado plástico de modo que la labor sea duradera, y habrá de tenerse muy en cuenta el riesgo de erosión, realizándose siguiendo las curvas de nivel cuando el terreno no sea llano y pueda presentar estos problemas.

Otro problema al tener en cuenta cuando se realiza esta labor, es la posibilidad de mezclar capas superficiales fértiles con horizontes profundos de menor fertilidad.

Labor de Alzado

#AGN:Teoría

Seguimos hablando de las labores preparatorias, en este caso de una labor complementaria, como pudimos ver en la agronota acerca de las labores en la agricultura. Se trata está vez de una labor de profundidad media, de unos 25 ó 30 centímetros, que se realiza con arados de vertedera o con arados de discos y cuyo objetivo es alzar y enterrar los residuos del anterior cultivo, removiendo a su vez la primera capa de suelo.

Con esta labor se conseguirá mejorar la estructura del suelo, y revertirla al estado anterior al actual, fruto del anterior ciclo de cultivo. Conseguiremos también con ella enterrar los residuos del cultivo prececedente, arrancar las malas hierbas que se encuentren en el terreno, enterrar abonos de fondo que sean aplicados, y por último pero no menos importante, facilitaremos la penetración de agua en el suelo, reduciendo las perdidas por escorrentía y mejorando la captación de agua de dicho suelo.

Muchos agricultores aprovechan está labor con este último objetivo, el de captar la mayor cantidad de agua posible en el suelo, para ello la labor deberá realizarse cuanto antes mejor, en cuanto la cosecha anterior sea recogida, tan pronto como a finales de verano, si se quiere aprovechar para captar el agua de principio de otoño. Esto permite además incorporar materia orgánica al suelo, con los evidentes beneficios para su fertilidad.

Si a esta labor temprana no va a seguirle una siembra en otoño, conviene realizar una labor en crestas que haga que la erosión invernal desmenuce los terrones y facilite la cama de siembra en primavera, facilitando así la circulación del agua. En el caso que al alzado le siga una siembra otoñal, o en el caso que la labor se de en primavera en lugar de en otoño, se hará una labor llana, que permita el paso a continuación de las maquinas sembradoras.

Arado de discos

#AGN:Teoría #AGN:Arados

Arado También conocido como grada de discos, es un apero agrícola utilizado en diversas labores para preparar el suelo donde se plantarán los cultivos.

El arado de disco está formado por discos en forma de casquete esférico que giran alrededor de unos ejes unidos al bastidor. Dichos ejes, están inclinados de manera que la tierra que los presiona los hace girar. Estos se encuentran dispuestos generalmente en cuatro cuerpos en forma de X de modo que la tierra que es atacada en una dirección sea atacada de nuevo en la opuesta por el cuerpo que trasero, no siendo ninguna de las dos la dirección del avance del tractor, permitiendo una labor más efectiva. Los discos pueden estar también dispuestos en solo dos cuerpos, en forma de V lo que se denomina grada excéntrica.

Arado / Plough Arado / Plough








Las ventajas de este tipo de arado frente a los subsoladores radican en un menor rozamiento y desgaste del apero, lo que conlleva una mejor labor en suelos pedregosos, con un menor riesgo de rotura, una economía en cuanto a la potencia empleada en las labores, siendo menos exigente en cuanto a la potencia del tractor y un mantenimiento menos costoso. El enterrado de materia orgánica es además mejor cuando se emplea este apero, el suelo queda más mullido, y en suelos con una gran cantidad de masa radicular, la capacidad de corte de los discos resulta muy útil a la hora de realizar las labores.

Por el contrario, el volteo del suelo es de peor calidad, en suelos con exceso de humedad puede requerirse una labor de alomado con vertedera y en ocasiones la profundidad alcanzada en las labores al emplear este apero puede ser insuficiente.

El subsolado-drenaje

#AGN:Teoría #AGN:Subsolado

Imagen: SUBSOLADOR_PATO Siguiendo con las labores preparatorias , previas al cultivo, tenemos que hablar del subsolado-drenaje. Esta es una labor cuyo fin es realizar galerías en el subsuelo que permitan eliminar el agua libre del suelo, esto es, actuar como una vía de drenaje.

Para esta labor se emplea un arado-topo, consistente en una reja subsoladora rígida, que arrastra una bola o una pieza con forma de bala que cree las galerías de drenaje, a una profundidad que oscila entre los 40 y los 80 centímetros. Esta labor, deberá darse con el terreno en estado plástico de manera que las galerías puedan ser moldeadas y además dicho terreno deberá tener un contenido de arcilla suficiente para que dichas galerías sean mínimamente estables y no se desmoronen.

El laboreo se hará siempre siguiendo las líneas de pendiente, de modo que está ayude a la eliminación del agua, aunque con cuidado de no dar demasiada pendiente, o esta misma haría que la erosión provocada por el agua derribara las galerías. Su longitud no ha de ser demasiado extensa (Entre 100 y 200 metros) y la separación entre surcos será de unos 3 a 5 metros, todas deberán confluir en una conducción mayor, una zanja de drenaje que acabe de evacuar el agua y evite que se formen bolsas de agua subterráneas.

Si las condiciones climáticas y de terreno son óptimas, estas galerías estarán en funcionamiento durante más de seis campañas.

Imagen: El Pato maquinarias

El subsolador

#AGN:Subsolador

Imagen: subsolador Los arados subsoladores son dientes rígidos de gran tamaño que pueden alcanzar hasta el metro de profundidad empleados en la labor de subsolado. Existen además rejas con más de un diente, pero debido a la dificultad que el suelo ofrece a la ejecución de esta labor, se precisan tractores de gran potencia para arrastras dichos aperos.

Existen además subsoladores con movimiento vibratorio, ya sea porque brazo del diente se comprime contra un taco de goma que hace que cada vez que se supera un obstáculo este se impulse hacia delante mejorando con ello la fractura del terreno o bien subsoladores que consiguen dicho efecto conectándose a la toma de fuerza del tractor.

Estos últimos subsoladores consiguen un mayor esponjamiento del terreno, y afectar a un mayor volumen de tierra, reduciéndose las bandas de terreno no afectadas. Además, dicho movimiento vibratorio ayuda a que la potencia requerida para la labor sea menor.

Imagen: antequeramos

Patrocinadores

Nanjing Essence Fine-Chemical

Cinque Terre

HUTECH

Asesoria en conducciones y riegos

Cinque Terre