Fitosanitarios >Lechuga

Virus del amarilleo occidental de la remolacha
Foto de colaborador Carlos José Rubio
Sección: Fitosanitarios
Temas:
Lechuga
Añadir/Leer comentarios (0)
Virus del amarilleo occidental de la remolacha
(Beet Western Yellow Virus = BWYV).

Es un virus muy difícil de combatir. Ataca a todas las zonas de producción al aire libre, y a todos los tipos de lechugas.

Síntomas
Los síntomas generales aparecen 15- 25 días después de la infección por los pulgones.
Primero aparecen manchas cloróticas sobre las hojas de más edad, después sobe las hojas intermedias. Las hojas adquieren un color amarillo internerviario, a veces con zonas necróticas en el borde del limbo.

Las nerviaciones permanecen verdes y las hojas gruesas se rompen cuando se pliegan, lo que permite distinguir a esta virosis de una senescencia fisiológica prematura. La infección precoz reduce el peso del "cogollo".

Trasmisión
Por pulgones según el modo persistente.

Protección de los cultivos.
Tomar medidas para impedir, o limitar al máximo, la introducción del virus hy su extensión en las parcelas de las lechugas.
Protección mecánica de los semilleros con agro-textiles.
Eliminación de las hierbas alrededor de las parcelas para limitar la fuente de virus y de pulgones.
Empleo de insecticidas para limitar la población de pulgones.
Aparecida la enfermedad, ningún método curativo permite luchar contra este virus. Lo único que se puede hacer es utilizar insecticidas para reducir el número de pulgones en los cultivos y en su entorno.



Virus del mosaico de la lechuga
Foto de colaborador Carlos José Rubio
Sección: Fitosanitarios
Temas:
Lechuga
Añadir/Leer comentarios (0)
Virus del mosaico de la lechuga (LMV = Lettuce Mosaic Virus).

Es uno de los virus que más daños causan en las lechugas. Es un Potyvirus que afecta también a la escarola y a la escarola rizada. Ocasiona serios daños en los cultivos en los que no se utilizan cepas resistentes e incluso en estos pueden verse afectados por cepas virulentas.

Síntomas
En las plantas jóvenes, nacidas de semillas infectadas, se aprecian sobre las hojas, aclareos de las nerviaciones, en mosaico, e incluso abarquillado del limbo y a veces, algunos puntos necróticos.
En las plantas infectadas más tardíamente, revelan un jaspeado verde claro a amarillento, deformaciones foliares, especialmente con un enrollamiento de las hojas externas. Necrosis puntiformes o en bandas más anchas localizadas generalmente en la periferia del limbo.

Transmisión
El virus es transmitido por la semilla, y a través de numerosas especies de pulgones que pueden adquirir el virus en una planta infestada.

Protección de los cultivos
Si la infección se detecta en el semillero, las plantas afectadas deben ser eliminadas.
Los insecticidas son poco eficaces para controlar la acción de los pulgones sobre las lechugas, ya que los pulgones procedentes del exterior de la parcela pueden trasmitir el virus antes de que el insecticida tenga tiempo de actuar.
Utilización se semillas controladas y variedades de lechugas resistentes.
Eliminar las hierbas de los semilleros, de las parcelas y de los accesos (bordes de setos, cunetas, etc) con objeto de eliminar las fuentes de virus o de vectores.
Las pulverizaciones de las lechugas con aceites minerales, reduce el porcentaje de plantas infectadas.



Mildiu de la lechuga
Foto de colaborador Carlos José Rubio
Sección: Fitosanitarios
Temas:
Lechuga
Añadir/Leer comentarios (4)
El Mildiu de la lechuga es una de las enfermedades mas frecuentes y mas temibles de la lechuga, ocasionada por un hongo: Bremia lactucae.

Síntomas
Las plantas jóvenes son muy sensibles. El hongo se desarrolla sobre los cotiledones. Luego invade los tejidos foliáceos que se esclerosan. Algunas presentan el limbo enrollado en el borde.

En las plantas adultas comienza formando en las hojas de la corona unas anchas de color pálido o amarillento, que acaban por necrosarse adquiriendo un color marrón claro.
La enfermedad suele aparecer en los periodos prolongados de tiempo fesco, húmedo y nuboso. El riego por aspersión favorece el mildiu más que los otros métodos de irrigación.

Tratamiento
Empleo de fungicidas nada más observar las primeras manchas:
- Fungicidas de contacto son los empleados tradicionalmente: maneb, mancoceb, propineb, sulfato de cobre , etc.).

Profilaxis
- En semilleros: Buena aireación para evitar el exceso de humedad
- Evitar los riegos por aspersión al final de la tarde y sobre todo por la mañana. Si es posible hacerlos en tiempo cálido, al medio día, para que la planta al llegar la noche esté seca.
- Evitar el cultivo en parcelas mal drenadas.
- Hacer rotaciones de cultivos de al menos años.
- No realizar nuevas plantaciones cerca de cultivos de lechuga ya afectados.
- Cultivar variedades resistentes.
- Utilizar semillas desprovistas del hongo.