Ganadería >Porcino

El estreñimiento del cerdo
Sección: Ganaderia
Temas:
Porcino
Autor:
José Mª R. Moya

Añadir/Ver comentarios (0)
Pedazo de Cerdo Común Esta afección no es rara en los porcinos a causa de su gran voracidad alimenticia. Son muchas las causas que pueden producir un estado de estreñimiento. La principal es la alimentación excesivamente seca o indigesta.

Los animales afectados están más o menos inquietos, con apetito disminuido, buscan preferentemente los alimentos acuosos y, tras grandes esfuerzos expulsan excrementos escasos y duros.

Para desembarazar el intestino pueden utilizarse purgantes del tipo de las hojas de sen, aceite de ricino, sulfato e sosa o sulfato de magnesio, pues todos ellos van muy bien en los porcinos.

En la según da mitad del siglo pasado se administraba un agente purgante una sustancia blanca e inodora denominado calomelanos, a dosis de 2 a 4 gr. según el peso del animal, mezclados con 1 gramo de lactosa.

Tras una corta dieta, se administrará durante un par días una alimentación acuosa (frutas, tubérculos, etc.), suprimiendo las harinas y los granos.




Erisipela porcina
Sección: Ganaderia
Temas:
Enfermedades, Porcino
Autor:
José Mª R. Moya

Añadir/Ver comentarios (0)
Esta enfermedad, también denominada mal rojo del cerdo, está causada por la bacteria Erysipelothris rhusiophatie, germen que suele presentarse como un bastón delgado, pequeño, de forma recta o curvada Es anaerobio facultativo y no forma esporos.

El microorganismo penetra en el organismo del cerdo por la ingestión de alimentos y agua contaminados, y más raramente por heridas infectadas de la piel, especialmente las localizadas en las plantas de las extremidades y en los dedos.

Es posible que los insectos puedan trasmitir la enfermedad, concretamente la mosca del establo. Existen numerosos huéspedes naturales entre los mamíferos y las aves. A partir de la puerta de entrada, el germen se distribuye por todo el organismo por medio de la sangre, originando lesiones en la piel, en las articulaciones y en corazón.

Síntomas
La erisipela porcina puede presentarse de tres formas:
En la forma aguda los animales tienen fiebre de 40º C. o más. Dejan de comer. Disnea acompañada de estertores secos o húmedos Artritis en una o varias articulaciones, por lo que los animales prefieren estar tumbados, y si se les obliga a caminar cojean. A los dos o tres días aparecen las lesiones cutáneas, parecidas a picaduras de insectos. En los cerdos de piel clara se aprecian áreas de color rosa claro o púrpura oscuro que, por lo general hacen relieve. En los animales de piel oscura no se notan a simple vista, por lo que sólo pueden detectarse por palpación. Si los enfermos se recuperan, a los pocos días desaparecen sin más efectos que una descamación superficial.

La forma subaguda presenta síntomas menos severos. La fiebre no es tan alta y persistente, el apetito puede ser normal y las lesiones cutáneas tan escasas que pueden pasar inadvertidas. Como es lógico, el animal se recupera mucho antes.

La forma crónica, normalmente sigue a la forma aguda. Se caracteriza por alteraciones necróticas de la piel, artritis y lesiones cardiacas. Las zonas necróticas son de color oscuro, secas y duras. La piel se separa del tejido subyacente formando escaras. También suele afectar la necrosis a las orejas, al y rabo y a las falanges. La artritis, en una o varias articulaciones, ocasionan diferentes grados de rigidez y aumento de tamaño.

Continuar leyendo ...



Características fundamentales en el engorde del cerdo - CEBO
Sección: Ganaderia
Temas:
Alimentación, Porcino
Autor:
Jonatan Urra Montón

Añadir/Ver comentarios (0)
Imagen: tabla de cebo.

1-OBJETIVOS PRODUCTIVOS

El cebo es la fase de crecimiento que se inicia con lechones procedentes del precebo o transición, con un peso vivo de alrededor de 23-28 kg y una edad de 7-11 semanas, y finaliza con el envío del cerdo cebado al matadero, que se hará con pesos diferentes según el destino del animal y su utilización en la sala de despiece. Generalmente el peso vivo al sacrifico oscila en el mercado europeo entre 105-120 kg, pudiéndose engordar más en mercados como Italia, donde se aboga por un cerdo más engrasado; este valor nos influirá de manera determinante en el rendimiento de la explotación.

Los objetivos productivos del cebo son fundamentalmente tres:

-Elevado crecimiento en el mínimo tiempo, es decir una alta velocidad de crecimiento. Normalmente se expresa como Ganancia Media Diaria de peso (GMD)

-Bajo consumo de pienso para una GMD constante, lo cual se traduce en una elevada eficiencia en la utilización del pienso. Normalmente se expresa como Índice de conversión del pienso (IC) calculado como Kg pienso consumido/Kg de aumento del peso vivo (PV).

-Máximo contenido en magro. De esta forma se consiguen otros objetivos secundarios como rendimiento canal (¨cuerpo de un animal sacrificado, sangrado, degollado y eviscerado, entero o dividido por la mitad, sin lengua, cerdas, órganos genitales y desprovisto de las porciones distales de las extremidades, pero con la manteca, riñones y diafragma¨) , y porcentaje de piezas nobles, también importantes sobre todo para el matadero o sala de despiece. Normalmente se calcula siguiendo la aplicación de la normativa europea de clasificación de canales porcinas, llamado coloquialmente SEUROP.

Imagen: tabla de cebo.


Continuar leyendo ...



Triquinosis porcina
Sección: Ganaderia
Temas:
Enfermedades, Porcino
Autor:
José Mª R. Moya

Añadir/Ver comentarios (13)
Imagen: cerdos La triquinosis porcina es una enfermedad parasitaria originada por la Trichinella espiralis, gusano redondo, diferenciado sexualmente, perteneciente a la familia Trichinelidae, Los machos tienen una longitud de 1.5 x 0.4 mm. de grosor, las hembras son mayores: 4 x 0.06 mm.

En estado adulto, la triquina es un parásito del intestino de los mamíferos; en la fase embrionaria, se localiza en los músculos. Los huéspedes primarios son el hombre, el cerdo, la rata, el topo e incluso el gato, a los cuales llega el parásito por la ingestión de productos cárnicos contaminados.

La triquinosis se adquiere por la ingestión de productos alimenticios procedentes de animales parasitados. El individuo adulto se desarrolla en el intestino delgado a partir de las larvas enquistadas. Tras la copulación, la hembra atraviesa la mucosa intestinal, a través de las glándulas de Lieberkun llega a los espacios linfáticos, donde deposita muchos embriones que por medio de la corriente sanguínea y linfática se esparcen por todo el cuerpo. Cuando alcanzan los músculos, se aloja en el interior de las fibras musculares donde se enquistan.

Normalmente dentro de cada quiste sólo hay un embrión. Los quistes permanecen viables durante muchos años y se calcifican progresivamente

Síntomas
El cerdo no presenta síntomas de estar parasitado por triquina.

Lesiones
Las únicas lesiones es la sufren las fibras musculares donde se forman los quistes.

Diagnóstico
Nunca ha sido diagnosticada clínicamente. Es un hallazgo al hacer la inspección triquinoscópica obligatoria de las canales de los cerdos y jabalíes sacrificados para el consumo humano.

Prevención
- Evitar alimentar a los cerdos con desperdicios y mantener las explotaciones libres de ratas.
- Decomisar y destruir todas las canales inspeccionadas en las que se detecten quistes de triquina.

Imagen:  comakut




Peste porcina africana
Sección: Ganaderia
Temas:
Enfermedades, Porcino
Autor:
José Mª R. Moya

Añadir/Ver comentarios (2)
La peste porcina africana es una enfermedad del cerdo, de curso agudo, muy contagiosa y de mortalidad elevada. Originaria de África, está presente en España desde el año 1957.

La enfermedad está causada por un virus filtrable, muy resistente que se encuentra en gran abundancia en las secreciones y excreciones de los animales enfermos.

Actúan como transmisores de la enfermedad el jabalí y otros cerdos salvajes, sin que se haya demostrado la intervención de insectos.
Los animales adquieren la enfermedad por contacto directo con los animales infectados, con los portadores salvajes, o por la ingestión de alimentos o aguas contaminados. Otras veces, al darles de comer alimentos con restos de cerdo o jabalí infectados.

Síntomas
Tras un periodo de incubación de duración variable, la enfermedad remanifiesta con una elevación muy alta de la temperatura corporal que se mantiene unos días. Durante el periodo febril, los animales están bien, comen y caminan con normalidad. A diferencia de lo que ocurre en el cólera porcino, donde los síntomas clínicos aparecen con la elevación térmica, en la peste porcina africana surgen cuando la fiebre comienza a descender: secreción serosa o mucopurulenta tanto nasal como conjuntival.

En los animales de capa clara se aprecian en la piel de las orejas, costados, vulvas y menudillo, manchas de color púrpura rojizo Con algunas cepas de virus puede presentarse diarrea, a veces hemorrágica, y vómitos. La muerte suele ocurrir uno o dos días después de la aparición de los primeros síntomas.

La mortalidad es muy elevada, cercana al 100%. Los pocos supervivientes son portadores del virus durante mucho tiempo.

Continuar leyendo ...




Página Siguiente >>