Labores >Suelo

RECOMENDACIONES PARA RECOGER LAS MUESTRAS DE SUELO
10/03/2013 - Labores
Temas: Suelo

Cómo elegir los puntos de muestreo

La elección de muestras adecuadas y representativas es la parte más importante en cualquier tipo de análisis.

En general se tiende a tomar el menor número de muestras posibles para así reducir el presupuesto que nos da el laboratorio, pero para ello es necesario saber elegir bien las muestras.

Cuanto más representativas sean las muestras que escojamos menor número de ellas se necesitarán y mejor se podrán interpretar los resultados.

Para decidir qué puntos son representativos es necesario observar detenidamente la parcela o parcelas a estudiar. Los suelos son muchas veces muy poco homogéneos, esto puede ocasionar variaciones importantes en la producción agrícola dentro de una misma parcela.

Tierra Por ello sería necesario en principio recoger una muestra de cada zona diferente, y si son más del presupuesto que nos hemos fijado para los análisis, entonces debemos recogerlas de las zonas más desfavorables.

Esta etapa exige conocer muy bien las parcelas a estudiar y realizar una atenta observación de las diferencias. Se ha escrito mucho sobre el número de muestras a recoger para realizar estudios de suelos, sin embargo normalmente se pretende con ello resolver problemas muy concretos. Por ello yo aconsejaría recoger el menor número de muestras pero que cada una de ellas sea representativa de un aspecto importante de la parcela o finca que queremos estudiar. Recoger dos o más muestras muy parecidas no va a aportar mayor número de soluciones.

Aunque en el caso de que se trate de analizar el contenido en nitrógeno, fósforo o potasio puede ser interesante recoger tres o cuatro muestras en zonas aparentemente homogéneas.

Sin embargo, no sólo es necesario conocer el suelo en toda su extensión sino que también es importante saber cómo es en profundidad, ya que muchas veces los problemas de falta de producción no se deben a las características de los horizontes superficiales, sino a las de los más profundos, a veces a las propiedades de los horizontes que se encuentran por debajo de donde llegan las raíces.

La observación de la parcela no debe hacerse solamente sobre el suelo, sino que también debe estudiarse detenidamente el desarrollo del cultivo a lo largo de todo el período de crecimiento de éste.

Si el problema es grave y no estamos seguros de poder coger muestras representativas lo mejor es acudir a un técnico experto en suelos para que realice el muestreo. Si la muestra no está bien tomada el análisis no servirá para nada.

Observaciones y toma de datos
La observación directa del terreno proporciona muchos datos tan valiosos como los propios análisis. El color, la textura, la estructura, el tiempo que duran los charcos después de una lluvia, la evolución del cultivo, etc., pueden aportar información muy importante para la solución del problema.


Continuar leyendo ...




1