La sarna es el nombre genérico que se aplica a las enfermedades contagiosas de la piel ocasionadas por ácaros.

La oveja padece cuatro tipos de sarnas:
La Psoróptica: afecta a todo el cuerpo.
La Sarcóptica: localizada preferentemente en la cabeza.
La Corióptica o de la patas.
La Psorergática, producida por un ácaro que parasita los folículos pilosos.

Biología de los ácaros.
Los ácaros de la sarna pertenecen a la clase de los arácnidos y al orden de los acarinos.
Son ectoparásitos estacionales y permanentes.
Las hembras son ovíparas. Ponen los huevos sobre la piel (Psoróptes, Chorioptes) o en su espesor (Sarcoptes, Psorergotes).
De estos huevos, al cabo de 5 ó 6 días salen unas larvas con seis patas. Sufren una muda y pasan a la fase de ninfa con ocho patas, las cuales se transforman en adultos después de una o varias mudas.
La ontogénesis dura de 2 a 3 semanas. En condiciones favorables de luz, humedad y temperatura se reproducen vertiginosamente.
Los ácaros de las ovejas son rigurosamente específicos.

Patrocinadores

Nanjing Essence Fine-Chemical

Cinque Terre

HUTECH

Asesoria en conducciones y riegos

Cinque Terre