La obstrucción del estómago en bovinos

#AGN-Ganadería >> Enfermedades, Bovino
Autor: José Mª R. Moya


La obstrucción del esófago es un accidente bastante frecuente en el ganado vacuno estabulado, especialmente en las vacas. Está provocado por la ingestión de alimentos que por su tamaño no peden progresar debidamente por el esófago.

Síntomas
El cuadro aparece de forma brusca cuando al animal está comiendo, de repente muestra un estado de ansiedad con movimientos anormales de la lengua y, por dificultad o imposibilidad de deglución de la saliva, intensa sialorrea. Si la obstrucción es completa, impide el eructo, los gases se van acumulando progresivamente en el rumen (meteorismo)

En ocasiones, cuando el trozo de alimento está cerca de la faringe, el animal expulsa lo expulsa con violentas arcadas y con golpes de tos. Cuando esto no sucede es preciso hacer un tratamiento adecuado.

Tratamiento
El objetivo del tratamiento es desplazar el cuerpo extraño hacia la panza, para lo cual se emplea una sonda esofágica gruesa con la que se le empuja suavemente, previa inyección por vía endovenosa un espasmolítico (dipirona sódica,o propionil promacina), para vencer los espasmos del esófago. También es conveniente aplicar a través de la sonda medio o un litro de agua caliente (depende de la profundidad a que se encuentre el obstáculo), para facilitar su desplazamiento.

Si el meteorismo es muy intenso y pone en peligro la vida del animal, se hará una punción en la panza (ruminocentesis), dejando puesta la sonda del trocar hasta que el proceso se haya resuelto. Cuando esto ocurre, el animal se recupera rápidamente.

Para prevenir cualquier proceso neumónico, por deglución desviada de las grandes cantidades de saliva acumuladas delante del obstáculo, conviene administrar durante 2- 3 días un antibiótico por vía parenteral.

Patrocinadores

Nanjing Essence Fine-Chemical

Cinque Terre

HUTECH

Asesoria en conducciones y riegos

Cinque Terre