Normas generales para el racionamiento animal

Sección: Ganadería
Temas:
Alimentacion
Autor: José Mª R. Moya

Para establecer el racionamiento animal es preciso:
- Conocer los alimentos de que se dispone, en clase y cantidad.
- Conocer los precios de los alimentos en el mercado.
- Tener en cuenta la especie, tipo, edad, peso, seco, producción y demás circunstancias del ganado

Lo primera que hay que establecer en el racionamiento de cualquier especie es una ración de conservación (necesidades alimenticias mínimas para un animal adulto que ni trabaja ni produce, y que sólo necesita consumir cierta cantidad de alimentos para subsistir). Sobre ella se calculan los suplementos alimenticios necesitados para las raciones de producción, dentro de las cuales hay dos grupos:
a) Raciones necesitadas de un gran aporte nitrogenado (raciones de crecimiento, de reproducción y de producción lechera, etc.);
b) Raciones que necesitan preferentemente un aporte adipógeno, generalmente hidrocarbonato, (ración de cebo).

El cálculo de las necesidades específicas nutritivas se puede hacer de dos formas: En el sistema basado en el intercambio de materia se expresa en unidades alimenticias, que puede ser: 1) Para producciones no nitrogenadas, el sistema de unidades alimenticias de Kellner; 2) para las producciones nitrogenadas, es de las unidades alimenticias escandinavas de Hasson. En el sistema basado en el intercambio de energía, se puede expresar según los equivalentes de energía de Morrisson.

En cualquier método de alimentación hay que tener en cuenta tres variables:
1ª.- Riqueza nutritiva de los alimentos expresada en unidades almidón, o en equivalentes energéticos.
2ª.- El volumen del alimentos que se expresa en función de la sustancia seca.
3ª.- Valor biológico y cantidades mínimas y máximas de proteínas, hidratos de carbono y grasa.






0 COMENTARIOS

...................
Añade un comentario

(*) Nombre:
(*) Comentario: