Las enmiendas son las aportaciones que se hacen al suelo para mejorar sus propiedades físicas, químicas y biológicas. El calcio no sólo es un nutriente de las plantas sino que actúa como enmienda del suelo en los casos siguientes:

Mejora las propiedades físicas
Mantiene el complejo arcillo-húmico en estado de floculación, evitando la dispersión de los coloides.

Rebaja la acidez
La causa más frecuente de la acidificación del suelo es la lixiviación de los cationes básicos (Ca2+, Mg2+, K+ y Na+) que son reemplazados en el complejo adsorbente por los H+, y arrastrados a capas más profundas o a corrientes subterráneas. El aporte de calcio al suelo ocasiona un aumento de los cationes Ca2+ de la disolución del suelo.

Cada dos iones de calcio desplazan que desplazan a dos H+ adsorbidos en el complejo coloidal. El calcio, establece un pH adecuado para la mayoría de los cultivos. El intervalo más adecuado apara la absorción de los nutrientes es el comprendido entre 6 y 7.

Facilita, de forma indirecta, la absorción de otros macroelementos (en especial el fósforo y el potasio), y al reducir la acidez del suelo disminuye la solubilidad de los microelementos (excepto el molibdeno) evitando la toxicidad que pudieran provocar por acumulación excesiva.

Mejora la actividad biológica:
Con respecto a los microorganismos del suelo, las bacterias y los actinomicetos proliferan mejor con valores de pH intermedios o altos. Con pH inferior a 5´5, se educe notablemente su actividad.
Al estimular el metabolismo de los microorganismos del suelo con lo cual se acelera la descomposición de la materia orgánica, se favorece la nitrificación, y la fijación simbiótica y no simbióticas del nitrógeno atmosférico.

Patrocinadores

Nanjing Essence Fine-Chemical

Cinque Terre

HUTECH

Asesoria en conducciones y riegos

Cinque Terre