Hidatidosis

Sección: Ganadería
Temas:
Domésticos
Autor: José Mª R. Moya

Es una enfermedad que el perro puede transmitir al hombre dando lugar a quistes de gran tamaño, principalmente en el hígado y en el pulmón que sólo pueden seer tratados quirúrgicamente. En las explotaciones ganaderas origina muchas pérdidas, tanto por el decomiso de las vísceras afectadas como por la disminución de la producción de carne, leche, lana, y la fecundidad de las especies afectadas.

Etiología
La especie más importante como causa de la hidatidosis en el Echinococo granuloso que vive en el intestino delgado del perro y de los cánidos salvajes. Se trata de un gusano plano de 3-5 mm. de longitud, provisto de cabeza o escolex con cuatro ventosas y una doble corona de ganchos, cuello delgado y estróbilo con tres proglótides, de las cuales la última es la más grande y contiene un elevado número de huevos.

Ciclo de vida
Los huevos liberados por las proglótides grávidas son expulsados por las heces, contaminan los pastos, las verduras e incluso el agua de bebida, a través de las cuales pasan a los huéspedes intermediarios: bovinos, ovinos, porcinos y al hombre, y otros mamíferos de menor importancia epidemiológica.

Cuando llegan al intestino delgado liberan embriones que atraviesa la pared intestinal, alcanzan los vasos sanguíneos y transportados por la sangre llegan a hígado que actúa como primer filtro. Los que logran franquearlo llegan, a través de los vasos suprahepáticos, a la vena porta y luego al corazón derecho y desde éste pasa a los pulmones por la arteria pulmonar (la única arteria que lleva sangre venosa). El hígado y el pulmón son los órganos donde con más frecuencia se desarrollan los embriones del Echinococo, pero si alcanzan el corazón izquierdo pueden asentarse en otras vísceras y tejidos.

Los embriones alojados en el hígado o en el pulmón dan origen a un a larva a partir de la cual se forma el quiste hidatídico: una vesícula de forma esférica, con dos capas, la interna o hidátida que da origen al líquido hidatídico y a las vesículas hijas, y la externa o adventicia que se impregna de queratina y toma un de color blanquecino nacarado.

Síntomas
La sintomatología del quiste hidatídido se origina: - Por la presión que ejerce el quiste sobre el órgano al crecer de tamaño. No es típica y puede ser análoga a la de cualquier tumoración del órgano afectado.
- Por complicaciones del quiste: infección, rotura hacia las vías biliares, los bronquios o las serosas que, además, puede desencadenar un sock anafiláctico al pasar sustancias de las hidátidas al huésped.

Prevención
.- No alimentar a los perros con víscera decomisadas con quistes hidatídicos.
.- Sacrificar de las reses en mataderos adecuados con el respectivo control veterinario.
.- Control de los perros mediante análisis de heces y tratamiento de los animales parasitados.
.- Desparasitar a los cachorros cada 15 días hasta la edad de tres meses y luego repetir cada cuatro meses.
.- Lavar bien los vegetales que se ingieren crudos.
.- Lavarse bien las manos después de acariciar a un perro: estos animales suelen lamerse el ano, y si existen huevos en el mismo, puede ser diseminados por todo el cuerpo con la lengua.
.- Evitar que los niños sean lamidos por los perros.







0 COMENTARIOS

...................
Añade un comentario

(*) Nombre:
(*) Comentario: